Cambiando la regla.

Mucho he venido escribiendo sobre los 5 factores que estoy convencido, son decisivos en la definición de cómo vivimos nuestra vida. Aún me faltan 2 por cubrir, pero esta semana quiero compartir algo a lo que he venido dándole vueltas durante la última semana y sobre lo que me gustaría escuchar su punto de vista, así que POR FAVOR envíenme sus comentarios y compártanlos con los demás.

Se trata de tener un cambio de paradigma, cambiar una regla o mejor dicho una manera de pensar acerca del dinero.

¿Quieren tener más dinero?
He aquí el cambio del que hablo: No necesariamente tienes que ganar más para tener más dinero disponible y tampoco necesitas ahorrar mucho para tener aún mas, por el contrario lo que necesitas es gastar más…inteligentemente.
Insisto no hablo de gastar menos ni de privarse de cosas y gustos, sino de entender muy bien cuales son nuestras necesidades reales. Si lo hacemos así veremos que sí tenemos los recursos económicos necesarios para cubrir esas necesidades.
No resulta nada nuevo decir que para poder buscar la realización personal y profesional, antes tenemos que asegurarnos de tener 100% cubiertas nuestras necesidades básicas (comida, saluda, casa, ropa, etc.). Y que estas, nos guste o no, se cubren principalmente con recursos económicos.

Pero he aquí el secreto de muchos grandes millonarios: Para hacer dinero, antes hay que hacer a un lado a la necesidad misma de tener dinero.

Normal y equivocadamente pensaríamos que entonces lo que tendríamos que hacer es buscar ganar más dinero, pero justo ahí está la trampa en la que comúnmente caemos todos, pues pensar así es estar desesperados y la desesperación siempre lleva a tomar decisiones impulsivas, lo que nos podría llevar a aceptar una opción laborar o comercial que seguramente, aunque por 1 o 2 meses nos ayude a cubrir nuestra urgencia económica, nunca lo hará así para nuestros intereses personales y, más seguro que no, después de un par de meses, como “tenemos un poco más de dinero en la bolsa”, habremos gastado mucho más y de nuevo nos enfrentaremos al mismo problema.

Por el contrario si cambiamos de paradigma, aún cuando parezca riesgoso y, a primera vista, hasta tonto, podemos hacer de lado esta necesidad de dinero adicional priorizando nuestros gastos y eliminando o reduciendo a un mínimo absoluto aquellos que a final de cuentas resultan inútiles para nuestra vida.
Eliminado este tipo de gastos liberamos una gran cantidad de dinero que queda disponible para cubrir los gastos realmente importantes para tu vida, incluyendo sí, hasta algunos gustos personales.

De esta manera entonces, podemos ir dejando de lado la necesidad de ganar más dinero pues habremos cubierto ya las necesidades que teníamos; cosa que nos permitirá buscar un mejor desarrollo profesional y personal, haciéndonos más productivos y eficientes, lo que a corto, mediano y largo plazo redundará en contar con mejores ingresos y por lo tanto, con más dinero.

Con esto no pretendo decir que no busquemos un mejor trabajo que promete un mejor ingreso, sino tan solo que cuando lo hagamos, estemos seguros de tener bien cubiertas nuestras necesidades para que el aceptarlo no sea solo por el dinero sino por que es la elección correcta para nosotros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: