La importancia de ser un buen presentador.

Acabo de pasar unos días en Miami en un congreso llamado “Thought Leadership Forum for Digital Marketing”, organizado por una de las principales agencias de medios a nivel global (donde además pude participar en el post-congreso junto mi equipo, impartiendo un seminario sobre marketing on-line, tema para otro relato).

Un foro creado para juntar a medios, publicistas, especialistas en medios y anunciantes para discutir las tendencias y el potencial de la mercadotecnia digital hoy día.

Muchas ideas, conceptos, teorías y casos prácticos fueron compartidos por importantes líderes de opinión de esta industria en Latino América, quienes tenían como reto sembrar en la mente de las más de 200 personas que asistieron, una visión del rol estratégico que los medios digitales y en línea representan para la industria y los mercados en la región.
Pero ¿lo lograron? No pretendo debatir sus conclusiones pues como profesional de esta industria soy un absoluto convencido y hasta evangelizador de la importancia real que tiene entender el rol tan importante que Internet juega hoy en la mezcla de mercadotecnia de todas las marcas.
Lo que pongo en la mesa es la siguiente pregunta: ¿Realmente pudieron comunicar claramente el mensaje tan importante que tenían que transmitir?
No todos, me atrevería a decir.

Y es que aunque el contenido estaba ahí, aun cuando los mensajes se asomaban en sus presentaciones, no todos supieron sacarlos a la luz y dejarlos impresos en las mentes de la audiencia.
¿Por qué? Porque no todos estaban bien preparados para presentar, no todos tenían claros los mensajes que querían comunicar, ni habían tomado el tiempo para preparar su presentación y ensayar.
Así que pensé que sería bueno compartir 5 puntos que considero clave para hacer de una presentación todo un éxito, no importando si se trata de una conferencia para más de 100 personas, un curso para 30, una presentación de ventas para 5 o menos personas o incluso una plática uno a uno con solo una persona.

  1. Antes que cualquier cosa, define muy bien cual es el objetivo de tu presentación. ¿Por qué vas a hablar sobre lo que vas a hablar? ¿Qué quieres comunicar? ¿Qué idea quieres que la gente que atienda tu plática se lleve consigo? ¿Qué reacciones esperas lograr y que acciones quieres que realicen las personas como consecuencia de escuchar lo que tienes que decir?
  2. Conoce y entiende bien quien será tu audiencia. ¿A quién te vas a dirigir? ¿Qué tanto conocen sobre el tema que vas a tocar? ¿A qué se dedican, cual es su historia y por qué van a estar en la audiencia?
  3. Presenta un contenido sólido, claro y al punto. Han sido muchas las ocasiones, incluso durante este último congreso, que veo a grandes personalidades desperdiciar la oportunidad de compartir un gran contenido por tratar de mal aprovechar el momento para hacer un comercial de sus productos. Hacer una presentación de credenciales de tu compañía a un foro que lo que busca es alimento para su intelecto no te va a ayudar en nada, por el contrario te hará perder credibilidad. Por el otro lado si realmente buscas compartir tu conocimiento, dejando a un lado la imperiosa necesidad de solo vender, la gente aceptará tan bien tu mensaje que muy probablemente después querrá saber más sobre tu compañía y como más los puedes ayudar.
  4. Hablando de contenido, mantenlo lo más simple que puedas. Recuerda que la gente difícilmente recuerda más de tres mensajes que le quieras transmitir, así que define muy bien cuales son esas 3 cosas que quisieras que la gente se lleve de tu conversación y redondéalas bien con una razón de porque eso les tiene que interesar tanto. Nunca olvides darles una respuesta para su “¿Y a mi qué?”
  5. Conviértete en un gran narrador de historias. Las personas no siempre entendemos números, ni estadísticas, ni políticas ni tendencias. Las personas escuchamos, absorbemos y comprendemos historias. ¿Quieres que tu audiencia al día siguiente siga recordando tu mensaje? Cuéntales una historia alrededor de esta. No te pares frente a ellos a narrar o dictar el contenido frío de una lámina de power point.
    Conoce bien tu material, usa impactantes recursos audio-visuales y cuenta una historia.

Uno punto más: practica, practica y vuelve a practicar. Entre mejor conozcas tu material, mejor lo podrás presentar.

¿Está interesado en aprender más sobre el arte de presentar? Te recomiendo visitar http://www.presentationzen.com y ver a Steve Jobs presentar.


¡Ah! O contáctame para platicar sobre mi taller de un día para crear y dar presentaciones exitosas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: