Directores ejecutivos.

Los ejecutivos de cuenta de hoy son los directores de mañana…



Solo que en un mercado y en un momento como en el que vivimos, esto sucede casi de manera literal.



Los cambios tan repentinos en la economía, las nuevas habilidades requeridas por la tecnología, la alta rotación en las empresas, las nuevas oportunidades y la falta de estas también, son algunos de los factores que han provocado que mucha gente que aún no ha acumulado la experiencia, conocimiento, práctica o madurez necesaria, estén hoy ocupando posiciones que hasta hace unos años, ocupaban profesionales que tenían un gran bagaje en su carrera profesional.

Y tanto organizaciones como individuos tienen su pedacito de responsabilidad.



Y el hambre se junta con las ganas de comer.

Por un lado las empresas, en su búsqueda por recortar costos, han sido capaces incluso de asignar las responsabilidades que antes pertenecían a profesionales con una amplia experiencia, un alto seniority y por supuesto grandes salarios, a jóvenes profesionales que se encuentran en los primeros años de su carrera. Y por el otro, estos jóvenes talentos, quienes crecieron en la era de lo “instantáneo” quieren que sus carreras sean así: instantáneas.

Ellos saben que, por los recursos que han tenido a la mano, tienen un amplio conocimiento sobre su especialidad laboral; conocen diferentes herramientas que pueden y saben usar para hacer más sencillo su trabajo y tienen mucha prisa por crecer, aún si es tan solo para ocupar una nueva posición que en lugar de llamarse coordinador se llame sub-gerente y pague dos pesos más.

Y así, sin darse cuenta, las empresas que aceptan y promueven esto, amanecen un día repletos de directores ejecutivos; es decir, ejecutivos de cuenta que ahora hacen, como pueden, las veces del director; y como es de suponerse la situación se convierte casi automáticamente en una bomba de tiempo para los dos. Organización y empleado se ven envueltos en una difícil situación. Clientes se quejan del trabajo y lejos de incrementar su compra, amenazan con dejar la firma; proveedores dejan de surtir debido a los pagos atrasados y los accionistas se preguntan por qué los números del trimestre no llegaron a lo esperado. La situación se convierte en crisis y la única válvula de escape para que las cosas no estallen es dejar ir a aquel director que simplemente no pudo lograrlo.

Entonces el ex director ejecutivo, ahora desgastado, agotado y desempleado tiene que buscar ubicarse en un nuevo trabajo, tal vez colocándose en el puesto original de ejecutivo, siempre esperanzado a que pronto lo vuelvan a promover.

Por eso si llegar a encontrarte en una situación similar, tómalo con calma y no quieras correr solo por correr.

Analiza bien la situación, pregúntate a ti mismo si en verdad estás preparado para asumir esa nueva posición.

No digo que le saques la vuelta, sino que de manera consciente tomes la más correcta decisión.

Respóndete con honestidad si cuentas ya con el conocimiento teórico que necesitas y qué tanta experiencia tienes al respecto. ¿Te sientes emocionalmente apto para esta nueva posición?

Analiza el impacto que en cada aspecto de tu vida un nuevo título puede tener, y cerciórate de que en realidad estás dispuesto a hacer los sacrificios de tiempo, espacio y hasta salud que esta nueva aventura te va a requerir.

Ten muy claro cuáles son las habilidades y características con las que cuentas ya y por las que la organización ha decidido darte esta nueva asignación, y de manera humilde y con los pies bien plantados en la tierra, identifica cuales son las otras capacidades que aún tendrás que desarrollar y en cuanto tiempo las podrás dominar.

No tomes una nueva posición solo porque con el título y el dinero te has dejado deslumbrar.

Da ese paso solo porque en verdad estás convencido del valor que sí puedes aportar.


Anuncios

6 comentarios el “Directores ejecutivos.

  1. Efraín:Me parece MUUUUy importante que toques el tema de cómo se mueven los recursos en la industria. Hace años era complicado incluso contratar ejecutivos con el perfil de internet. Llegaban chavos con un enfoque de Publicidad tradicional. Me parece que esa tendencia ha cambiado, al ser usuarios… ya ven el medio desde una óptica distinta.Es super importante también hablar de las empresas que le apuestan a la formación de talentos, ya sea de manera estructurada como Grupo W, o bien en el simple día a día. Coincido con tu recomendación de analizar bien la situación para asumir responsabilidades, y agrego un punto extra: "reinventarse". Lo más sencillo resultaría conseguir la nueva posición, lo interesante es reinventarse para saber qué hacer con ella…para poder aportar valor agregado a nuestro propio desempeño y a lo que ofrecemos a las marcas.

  2. Gracias Celia! Me encanta la idea! Reinventarse es algo que todos nosotros debemos hacer frecuentemente para seguir creciendo en lo profesional y en lo personal!Que interesante punto haces respecto a como está cambiando el perfil del nuevo talento que está llegando a tocar las puertas de las agencias de comunicación. Creo que incluso el tema merece su propio post!Gracias por compartir!Efraín

  3. Es muy cierto, actualmente estoy ocupando el puesto de ejcutiva de cuentas y me encantaria que me promovieran rapidamente, pero hay que entender que todo lleva un proceso.Gracias por tus buenos comentarios!LRC Mónica L Figueroa

  4. Mas de acuerdo no puedo estar, hemos conversado mucho el tema, y lo importante es que aquellos que han|hemos|van a ser promovidos dentro de su hambre|ganas exista la pasion y descubrimiento de tanto conocimiento que hoy existe en la red, con los amigos, con los descocidos. Eso tambienes sera pieza clave para qu en muy poco tiempo ganen esa curva de aprendizaje que antes, hubiera tardado un poco más. concluyo: estoy de acuerdo que hay procesos de aprendizaje que no pueden ser desechables.salu2!

  5. Hola soy Martín Ramírez.Estoy de acuerdo con los comentarios ya que nos obliga de cierta forma a estar en constante preparación al puesto que queremos y asi poder llenar y cumplir con las espectativas.Quiza desde el lado free es mas preción cumplir con este objetivo ya que el principal medidor de que estamos hacinedo bien las cosas se refleja dia a dia y no se tienen muchas alternativas de tiempo con los resultados. Gracias por tus comentarios Efrain.

  6. Cierto Martín! Cuando eres tú tu propio jefe, tienes que ser mucho más responsable de tu preparación pues no hay nadie atrás para darte ese impulso.Lo que también es muy cierto es que, como dice Pavel, si el campo en el que nos desarrollamos realmente nos apasiona, será mucho más fácil mantenerse enfocado en prepararnos más para nuestro desarrollo de carrera.Como dice Mónica, hay que entender que todo tiene un proceso y un tiempo de aprendizaje.Si combinamos, pasión con comprensión del proceso y sobre todo con un claro plan de vida, nuestro desarrollo será mucho más exitoso.Gracias a los tres por compartir su opinión!Efraín

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: