¿Cuánto estás dispuesto a pagar?

“Todo en la vida tiene una factura que pagar.” “No hay cosa tal como una comida gratis.”

Dos frases que tienen algún en común: tienen absolutamente toda la razón.

Todo en la vida tiene un precio. A veces bajo, otras alto, pero definitivamente todo lo que hacemos, las decisiones que tomamos, la manera en la que actuamos, cada paso que damos tiene un precio o es el precio que estamos pagando ya.

Y así, todos los días deseamos y pagamos, anhelamos y pagamos, hacemos y pagamos; aunque trágicamente la mayoría de la gente hace y paga por lo que no quieren hacer en realidad; permiten que la vida les suceda en vez de vivirla y por supuesto es entonces ese sentimiento de insatisfacción y frustración el precio que pagan por dejar que la vida simplemente pase y ya.

Otros, los más afortunados, entienden lo crítico que resulta tener bien claro lo que quieren en la vida y dirigen todo sus esfuerzos en  esa dirección; entienden el precio que habrán de pagar por llegar a su meta y día a día lo pagan con gran satisfacción.

Comprenden que  igual pagaran dejando que la vida les pase, a vivirla como ellos quieren; y así ante los grandes retos y fracasos no pierden la calma ni el tesón pues saben que no han perdido nada aún y que por el contrario están tan solo pagando la lección que les ayudará a enfrentar con éxito los siguientes retos que se les presentarán.

Y cuando uno comprende esto, entiende también que no hay decisiones correctas ni equivocadas sino motivos atrás de estas  y consecuencias al frente.

Puedes decidir crear una vida llena de éxito profesional y grandes lujos entendiendo que el precio que seguramente habrás de pagar es el sacrificio de tu vida familiar. Puedes decidir abandonar tus estudios y pasar tu tiempo en un bar , pero el precio que muy seguramente pagarás es el  que tus amigos tarde o temprano te dejen atrás; y entonces puedes decidir esforzarte y alcanzarlos aunque el esfuerzo ahora te cueste más de lo normal. Puedes decidir vivir relajadamente y no trabajar tanto como los demás, sabiendo que el precio que habrás de pagar será el de cierta austeridad. Puedes decidir hacer lo más popular con los demás y pagar con el remordimiento de saber que no fue necesariamente lo correcto. Puedes decidir también quedarte acostado cada mañana en lugar de ejercitar tu cuerpo, sabiendo que pagarás con salud dentro de algunos años, o puedes pagar por adelantado y esforzarte cada día para tener salud hoy y mañana también. Puedes decidir buscar un balance entre tu vida profesional y la personal y familiar y pagar con un esfuerzo singular.

Puedes decidir lo que quieras siempre que estés claro y dispuesto al precio que tendrás que pagar, porque francamente el precio que más caro podemos pagar es  el de no tomar una decisión y dejar nuestra vida al azar.

Anuncios

6 comentarios el “¿Cuánto estás dispuesto a pagar?

  1. Siempre hay un precio, ni ir al baño es gratis, hay que pagar el agua, eso de menos.

    lo interesante es tratar de pagar lo justo y lo correcto, aquí no existen ofertas, ni mucho menos outlets, pero si al revés, si hay interéses.

    al final lo importante es saber que estas pagando lo correcto, aunque esto al momento de pagar, no lo sabes. salu2!

  2. Siempre hay un precio, ni ir al baño es gratis, hay que pagar el agua, eso de menos.

    lo interesante es tratar de pagar lo justo y lo correcto, aquí no existen ofertas, ni mucho menos outlets, pero si al revés, si hay intereses.

    al final lo importante es saber que estas pagando lo correcto, aunque esto al momento de pagar, no lo sabes. salu2!

  3. Excelente post!!!

    Es preciso tener un balance, cada uno es responsable de su vida y debe tomar y afrontar las desiciones que se tomen. Me queda clarisimo y me gusta pensar en eso!!!

    Gracias por darnos tus buenos comentarios para seguir por el camino!!!

  4. Totalmente de acuerdo, considero importante 1er definir los roles personales y despues definirlos por prioridad.

    Personalmente prefiero targarme más en ” llegar ” a llegar a costa de no conocer a mi hijo.

    Precios que estoy dispuestos a pagar: dormir menos, menos tiempos para entretenimiento, pero siempre con las prioridades claras a partir de definir mis roles

  5. Te admiro muchísimo Efrain!! Estoy a punto de dormir y leer esto me dejó boquiabierto!! Leerte siempre es un placer y una respuesta muy clara a los problemas que se presentan diario, y da la casualidad que siempre que vengo a visitar tu blog, hablas exactamente de lo mismo que tengo que resolver y no se hacia donde ir.

    No me queda más que agradecrte, mandarte un fuerte abrazo y decir lo mucho que te admiro. Es todo un honor tenerte en mi TL y solo digo que me falta conocerte en persona!! :DD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: