Saldo 2011: a favor.

Lo más significativo de una tradición es hacerla totalmente tuya ¿y qué mejor cosa entonces que crear tu propia tradición?

Desde 2006 aprovecho el último post del año en DLC para compartir un recuento de todo aquello por lo que estoy profundamente agradecido; recordar retos superados, dificultades que en su momento parecían imposibles de vencer, éxitos logrados y aventuras vividas, todo para confirmar que cada año que pasa es mejor que el anterior y asegurarme de que también este termina con saldo a favor.

Así que sentado en un balcón de mi casa y con una taza de buen café (Rikolto Café – product placement, sorry -), aquí comparto mi recuento de por qué 2011 termina de nuevo con un gran saldo a favor:

No solo este año di uno de los pasos más arriesgados y grandes en mi carrera profesional y en mi vida personal, sino que pude ayudar a otros a hacerlo también.

Dejar una carrera estable y prolífica en una de las más importantes organizaciones del mundo, para comenzar tu propio start up sin contar con inversionistas, suena a locura absoluta y sin embargo eso es justo el paso que di en 2011.
Después de un par de años de operar virtualmente las iniciativas de Neurona Digital, junto con mi socio y amigo Engel Fonseca, decidí tomar “el camino menos andado” para dedicarme 100% a dirigir y crecer la operación de ND.
Y hoy, a la vuelta de casi un año, puedo decir con orgullo que no solo contamos con una operación sólida sino que, a través de esta, hemos ayudado a más de 500 personas a entrenarse e incrementar sus conocimientos en Marketing y comunicación en medios digitales y tecnologías sociales, y a mejorar sus competencias en materia de comunicación interpersonal.

Además, lanzamos con éxito NDRadio.fm y tanto a través de esta nueva plataforma de radio en línea y de NDEducación, hemos podido también crear oportunidades y espacios de comunicación, networking y cooperación para más de 40 colaboradores cercanos de Neurona Digital.

Pero dar el paso con ND no fue todo este año, también pude consolidar mi actividad como coach profesional, apoyando y acompañando a muy talentosas y brillantes personas en sus propios procesos de exploración, descubrimiento, creación, evolución o reinvención personal y profesional.

Uno pensaría en entonces que el tiempo en mi vida es escaso con todo lo que hay que hacer, pero lo mejor que he podido hacer este año ha sido precisamente crear, con mucho esfuerzo y mucha más disciplina, espacios para mi familia y para mi.
Hacerlo no fue nada fácil, me tomó una buena parte de 8 meses buscar la mejor forma de obtener el tiempo para hacerlo, hasta que entendí que uno jamás podrá encontrar el tiempo suficiente y que en lugar de buscar, uno debe crear ese tiempo y ese espacio, y para hacerlo es necesario tomar decisiones y acciones no tan cómodas: levantarse más temprano de lo usual, reducir la cantidad de posts publicados en este blog, reacomodar citas, bloquear agendas o perder popularidad con algunos al aprender a decir que no a aquellos “pseudo-compromisos” que no son en verdad relevantes para tu propósito de vida.

¿Y el resultado de un proceso tan incómodo?

Poder dedicar una hora y media de ejercicio por lo menos 4 o 5 días de la semana.
Iniciar todos los días en calma con mi familia, no corriendo para salir al trabajo, estresado y deprimido por perderte todo lo que sucede con tus hijos, sino alegre y contento porque puedes compartir ese y muchísimos más momentos importantes con ellos. Y darme el tiempo para continuar estudiando, leyendo, aprendiendo algo nuevo cada día.

Por otro lado, los viajes siempre han sido parte importante de mi vida, me gusta viajar, conocer gente nueva, compartir con ellos y aprender de sus costumbres, sus intereses, su cultura, valores y principios, desarrollar nuevas amistades y crear nuevas oportunidades de colaboración. Y aunque este año no viajé tanto como solía hacerlo, pude visitar en promedio 1 una ciudad distinta cada mes.

Y si bien este año no ingresé tanto dinero a la cuenta de banco como en el pasado o no pude “darnos los mismos lujos” que en otros años, para ser más cuidadoso con el flujo de efectivo, lo cierto es que en casa no nos falta nada, contamos con todo lo que necesitamos y disfrutamos al máximo todo lo que tenemos: Salud, amor, familia, unión, paz, libertad, energía, éxito, abundancia, propósito y prosperidad.

Y por eso este año, con más agradecimiento que nunca, digo gracias vida porque terminamos un año más con un gran saldo a favor.

Anuncios

2 comentarios el “Saldo 2011: a favor.

  1. Gran fan tuyo! excelente post! Definitivamente comparto la opinión de Rodrigo, me ha motivado y así como tú habemos varios que hemos dado un gran paso este año y a seguirle dando! Muchas felicidades por atreverte y como me gusta decir en estas épocas, “no te deseo el éxito, si lo quieres, ve por él!!” Con todo este siguiente año Efra..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: