Más de una forma para cumplir un sueño…

Todo empieza con un sueño.

La idealización del cómo queremos vivir nuestra vida; no importa si se trata de una próspera carrera corporativa, una vida de filantropía, dejar un gran legado para el mundo, ser famoso o llevar una vida tranquila y familiar, todos comenzamos con un pequeño esbozo, vestido de sueño y arropado de esperanza, de lo que queremos hacer de nuestra vida.

El tiempo pasa, la vida avanza y nosotros seguimos soñando.

Adoptamos como nuestros los sueños de alguien más hasta darnos cuenta de que jamás fue eso con lo que soñábamos. Buscamos entonces nuestro propio sueño, a veces cayendo desesperadamente en un hoyo negro donde resulta casi imposible  ver aquello con que soñamos.

Entonces un día todo hace sentido y abrimos los ojos a un nuevo sueño.
Sabemos lo que queremos y creemos saber qué tenemos que hacer para conseguirlo. Nos preparamos. Trabajamos. Nos esforzamos. Mantenemos el sueño vivo día con día hasta caer casi en la obsesión, convirtiendo así, nuestro sueño, en una gran pesadilla.

“¿Pero qué estaba yo pensando cuando comencé a soñar con esto?”, “¿jamás conseguiré mi sueño?”, “¿Será momento de comenzar a soñar con otra cosa?”
Son algunas de las preguntas que acosan a nuestros pensamientos y casi con certeza llegamos a pensar que nuestro sueño no era más que una locura.

¿Pero en realidad lo es o es que simplemente nos tomamos mucho del kool-aid que nos dieron a beber los vendedores de sueños que dicen que con solo soñarlo y decretarlo es suficiente?

Los sueños no se cumplen, se viven.

A los sueños no se llega para declararlos cumplidos. A los sueños se llega viviéndolos todos los días.  Y con esto quiero decir que hay más de una forma de cumplir, o mejor dicho vivir nuestros sueños. Y que esa imagen utópica de la realización mágica de estos no es más que una de cientos o tal vez miles de formas en las que podemos vivir nuestros sueños.

Y cuando aprendemos a desprendernos de la utopía de nuestro sueño, cuando aceptamos que podemos vivirlos desde ya, desde el sitio en el que nos encontramos, en vez de buscar cumplirlos; cuando decidimos cambiar, no el destino, pero si el camino, el vehículo que usamos y hasta la compañía que tenemos, podemos dejar la vieja pesadilla atrás para vivir todos los días como queremos soñar.

 

Anuncios

2 comentarios el “Más de una forma para cumplir un sueño…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: