Vueltas de la vida.

Han pasado casi tres meses desde el último post aquí en DLC. Los retos enfrentados en ese tiempo consumieron de alguna manera mis ganas de escribir. Mi atención era requerida en otros asuntos críticos que requerían inmediata solución.

Por fortuna las aguas se han calmado y, aunque todavía quedan algunos temas por resolver, como al final de cada tormenta, el río toma su cauce y todo comienza poco a poco a caer en su lugar.

¿Qué debo escribir para regresar a DLC?, ha sido una pregunta que me ha dado vueltas a la cabeza en las últimas semanas y, sobre vueltas precisamente es que un tweet de mi amigo Dani Granatta (aunque él no lo sabe, que somos amigos sí, que inspiró mi post no) me recordó sobre lo que quería compartir: “A veces la vida te lleva por senderos que ya caminaste, para que puedas comprobar cuánto has cambiado…”

Y es que a veces, nuestro ego nos ciega tanto que cuando se nos presenta la oportunidad de hacer algo que ya hemos hecho, pensamos que sería un retroceso volver a hacerlo porque creemos que hemos crecido más allá de eso, cuando en realidad el volverlo a hacer es justo lo que nos permitirá, no solo saber cuánto hemos crecido, evolucionado y madurado en realidad, sino poner todo ese aprendizaje, experiencia y madurez, en servicio de otros.

Con frecuencia lo que pensamos que puede ser un paso atrás es en realidad la maravillosa oportunidad de regresar a hacer lo que mejor sabes y más disfrutas hacer y poner tu experiencia, fortalezas, habilidades y competencias al servicio de los demás.

De recordar tu propósito en la vida y tener un norte que te sirva de guía y te ayude a entender que ninguna definición de ti mismo es definitiva y que puedes cambiar cuantas veces sea necesario, volver atrás y volver a avanzar, detenerte brevemente para analizar, pensar, aprender y de nuevo comenzar una nueva vuelta para llegar al final a formar y a vivir la vida que quieres para tí.

Captura de pantalla 2013-05-05 a las 15.35.09

Anuncios

Un comentario el “Vueltas de la vida.

  1. Efra,

    Ya se extrañaba la lectura. Que bueno que pudiste regresar a escribir y con nuevos bríos.

    El tema es adecuado. Hay ocasiones en las que uno se pregunta ¿para que volver por ese camino si ya lo recorrí. Eso ya lo pasé.

    Volver la vista atrás y mirar una senda que nunca se ha de volver a pisar. Algo así dice Serrat en su canción. En el discurso ejecutivo dicen algo así como que ” para atrás ni para agarrar vuelo” un cliché que suena bien mientras estás con los amigos en un bar tomando unas cervezas, pero muy poco aplicable a la realidad cuando hay que volver a caminar un camino.

    Que bueno sería que uno siempre fuera mejor cuando recorre de nuevo ese camino. Lo mejor es reconocer que estamos volviendo a caminar sobre ese camino porque nos falto apprender algo que debimos y no hicimos.

    En el Alquimista de Paulo Cohelo al muchacho lo regresan a recorrer el caminino de conocer el palacio porque la primera vez, por ir cuidando que no se le cayera la cuchara de aceite, no pudo apreciar la belleza del castillo. De hecho lo hacen recorrer el castillo tres veces ´porque en la segunda regresó sin el contenido de la cuchara. El objetivo, le dicen, es recorrerlo sin tirar el acite de la cuchara y sin dejar de ver la belleza que tienes en el camino.

    Creo que eso nos pasa veces.

    Un abrazo,

    Eloy López

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: