De lo cotidiano... y lo no tanto #DLC

Miércoles de Mekate: ¿Un gran programa Anti-lealtad?

16Jul ¿Un gran programa Anti-lealtad?

11 de Julio. ¡Oh que gran día para los usuarios de telefonía celular en el mundo! Y México no era la excepción. La fiebre pre-iPhone sí que causó revuelo en todos los medios, sobre todo en los más innovadores y gratuitos. El Word of Mouth generado entre consumidores de todo el mundo a través de las redes sociales como FacebookTwitter, etc. fue impresionante. La cobertura que la marca logró en México a través de esta estrategia de sembrado de la noticia entre la comunidad de ávidos usuarios de los más recientes gadgets tecnológicos salvo la limitada campaña realizada por el carrier telefónico que esta ya vendiendo estos equipos en el país.

iphone.png

Lee la nota completa en Mekate haciendo clic aquí o copiando el siguiente URL en tu navegador de Internet:  http://www.mekate.com/?p=642

Miércoles de Mekate: 10 errores comunmente cometidos por los publicistas

Cualquier similitud con la vida real NO es pura casualidad.

 1-  Creer que su trabajo es hacer campañas de publicidad, cuando en realidad es crear nuevas formas de conectar las soluciones que una marca tiene con las personas que en realidad las necesitan.

2-  Creer que el cliente (anunciante) nunca tiene la razón ni sabe que hacer y no tomarse el tiempo de escuchar detenidamente lo que su cliente está pidiéndole. Si lo hacen se sorprenderían de lo mucho que en realidad sí saben sus clientes sobre sus productos.

3-  Creer que el cliente es solo del equipo de cuentas y nada más. ¿Cuántas veces no han escuchado a una persona de creativo o producción decir “dile a tu cliente…”? El cliente es de la agencia, no solo de una persona, si así lo fuera, créanme que esta no trabajaría de ejecutivo o director de cuenta, sino de dueño talvez.

4-  Creer que el único responsable de hacer relaciones públicas para la Agencia es el Director General o, si lo hay, el director de P.R. En una agencia todos son responsables de procurar la imagen de la empresa, desde el CEO hasta la recepcionista y el mesero que elegantemente sirve café y botanas para las juntas. Las oportunidades pueden venir de cualquier persona siempre que esta tenga los ojos bien abiertos y la disposición siempre presente.

5- Creer que la creatividad es solo responsabilidad del equipo creativo. En una agencia de publicidad y comunicación, absolutamente todos deben ser grande creativos independientemente del área funcional en la que se desempeñen.

6- Creer que un director de arte no necesita saber escribir bien y que un copy no tiene que saber de diseño, que un ejecutivo de cuenta no sabe de publicidad y que un planeador estratégico solo hace sesiones de grupo.

7-  Creer que los medios digitales son solo para su diversión y no para aprovecharlos como parte de sus campañas de comunicación. ¿Cómo es que se la pasan viendo y subiendo videos a YouTube, platicando en el IM, Googleando información y personas y viendo el estatus de sus amigos en Facebook mientras actualizan el suyo, y no han pensado en involucrar a sus marca con estas plataformas de comunicación-

8- Creer que la misión de las agencias de medios es acumular poder de compra yde negociación para compensarse de las comisiones de los medios, cuando en realidad su misión debería ser ayudar a sus clientes a aprovechar los medios que mejor le ayudarán a contactar directamente a la audiencia más relevante para su marca.

9- Actuar cada vez más como casa de bolsa, dedicando más  y más recursos a traer más dinero a sus arcas y cada día menos como lo que son, unas fuentes de creatividad y comunicación.

10-  Criticar que el cliente (el anunciante) nunca quiere innovar, pero al momento de presentar sus propuestas siguen hablando del spot de 30” en TV, los anuncios de prensa (con call to action, eso sí), los parabuses y las vallas, y el nunca omitido anuncio de Radio, mientras que 

a los medios que realmente pueden ayudarles a innovar los dejan a un lado pensando que “eso es para la agencia de BTL, de Direct o de digital”
¿En serio hoy día las agencias todavía se pueden dar el lujo de auto segmentarse de esa vieja manera, en lugar de actuar como verdaderas empresas de comunicación total?

¿Quieres leer más sobre mercadotecnia, publicidad y comunicación? Visita www.mekate.com

Miércoles de Mekate: Interactive marketing no es un medio, es una disciplina.

Pues sí, tengo ya muchos años dedicándome al marketing interactivo y digital, en algún momento como cliente / anunciante, en otros como agencia creativa y ahora en Google; y debo confesar que, aunque siempre lo he pensado nunca, como ahora, había sentido tanto la necesidad de hacer una importantísima aclaración:
“El marketing interactivo ¡NO ES UN MEDIO! Es una disciplina.
A ver, ustedes que se dedican a esto también, sean sinceros ¿no están cansados de que la mayoría de la gente menosprecie y subestime lo que hoy es y mañana será aún más, su principal vehículo para conectar e interactuar con el consumidor?
¿Por qué será que la mayoría de los mercadólogos y publicistas aún no terminan de entender que el consumidor ha cambiado sus hábitos y usos y que simplemente ya no ven ni hacen las cosas como lo hacían en los viejos tiempos (hace 5 años)?


Pero en esta ocasión no quiero entrar en la discusión sobre el comportamiento del consumidor. Este es material para una solo entrada en particular.
Lo que sí quiero hacer es compartir 4 sencillos puntos con los que argumento que el Marketing Interactivo es una disciplina:

1- Pensamiento Estratégico: Seguro que seguiremos utilizando herramientas de planeación de medios para estimar audiencias y alcances, pero definitivamente esto no es suficiente. No podemos limitar esta plataforma a una simple pauta de medios. Para realmente ser relevantes en el nuevo mundo del consumidor tenemos que ser tan estratégicos y creativos como solían serlo los grandes publicistas de antaño como David Ogilvy, Lester Wunderman o Leo Burnett. ¿Se imaginan las hazañas que estos personajes harían si con la plataforma de comunicación que tenemos hoy en día?


2- Experiencia de primera mano y formar parte de la conversación: Algo que caracterizaba a estos grandes profesionales de la comunicación es que jamás se conformaban con los reportes estadísticos que tantas empresas hoy proveen, sino que pasaban tiempo conviviendo directamente con el consumidor, siendo en los supermercados, tiendas departamentales, parques, etc. preguntando, investigando y probando que motivaba y limitaba a los consumidores en sus preferencias de consumo y decisiones de compra.
Hoy día, quienes nos dedicamos a esta profesión tenemos la enorme ventaja de contar con múltiples plataformas como YouTube, Facebook, MySpace, Orkut, Hi5, etc. a las que nos podemos integrar y en las que podemos unirnos a la conversación con aquellas personas que en realidad consumen nuestros productos y servicios, para escuchar, observar y aprender que es lo que los mueve, cuales son sus opiniones, en qué están pensando y cuales son los nuevos intereses que vienen en camino. En palabras de Mitch Joel: “Es como si tuviéramos un gigantesco Focus Group gratuito!”
3- Dedicación de tiempo: por supuesto unirse a la conversación de esta manera exige tiempo y disciplina. Pero díganme ¿qué no vale muchísimo la pena hacerlo si esto nos va a permitir entender, comprender y ver las cosas desde el punto de vista del consumidor para así poder ser mucho más relevante para sus necesidades?
Hace poco un viejo amigo, también publicista, me preguntaba como es que tengo tanto tiempo libre para escribir mis blogs, para leer otros tantos, más e-books y libros y para estar dentro de Facebook y en Twitter a la vez. Mi respuesta fue simple, no tengo el tiempo libre para hacerlo, más bien es parte de mi trabajo y una actividad clave para mi desarrollo personal y profesional, solo que me gusta tanto y disfruto tanto hacerlo, que simplemente no se siente como trabajo.
Y no debo ser el único que piensa, bueno incluso ayer alguien me comentó sobre una aerolínea que contrato a una persona exclusivamente para dedicarse a monitorear y participar en Facebook!


4- Medición: nunca como antes había sido tan importante y fácil medir, rastrear y analizar las acciones de marketing y comunicación que hacemos, como lo es ahora. Y no me refiero solo a los medios on-line sino a absolutamente todos, porque, en efecto, todos los medios pueden y deben tener un impacto unos sobre otros. Ya no los podemos tratar como elementos aislados donde la Tv sirve solo para generar awareness y si lo que quieres es generar tráfico a un sitio tienes que hacer Search. ¿Qué les parecería la integración estos dos para una campaña de DRTV donde el call tu action sea ir al Google a buscar más información en lugar de querer forzar en un pequeño super de 12 pts de tamaño un URL que parece trabalenguas y que solo aparecerá en 2 segundos del spot?
“¿Pero si la medición ya la hacíamos desde antes con el ad Tracking, Nielsen, Ibope y otras herramientas?” dirán algunos. Pero ¿es eso realmente suficiente? ¿de qué sirven una seria de reportes y datos fríos separados sino tenemos la disciplina de analizar su interacción con los resultados de todos los esfuerzos que hayamos realizado?

Ahí lo tienen mis 4 puntos de porque sostengo que el marketing interactivo no es un medio sino una disciplina. Estoy seguro de que muchos tendrán la misma opinión y algunos otros no, pero sea cual sea el caso bienvenidos a la discusión!

Quieres leer un poco más sobre temas de Marketing y comunicación, visita www.mekate.com

Se solicitan #3: visionarios que no vean a futuro.

Se solicitan visionarios que no vean… las fallas en los demás y en su entorno, sino que observen como ellos puedes ayudar a mejorar su contexto.

Se solicitan visionarios que no lo quieran cambiar todo, sino que entiendan cuales son las cosas que se pueden aprovechar y cuáles hay que cambiar.


Se solicitan visionarios que no quieran tener mejores prácticas sino que deseen construir historias de éxito.


Se solicitan visionarios que entiendan que se necesitan 6 o 10 años o más para crear un éxito de la noche a la mañana.


Se solicitan visionarios que estén conscientes de que para escribir historias de éxito hay que trabajar en ellas todos los días, innovando y tomando riesgos.


Se solicitan visionarios que no se conformen con hacer lo mismo que todos los demás solo porque eso es lo que se ha hecho durante años.


Se solicitan visionarios que quieran ser los primeros en equivocarse, porque cada vez que uno se equivoca está aprendiendo y acercándose cada vez más al éxito.


Se solicitan visionarios que a pesar de los muchos errores que ya hayan cometido sigan trabajando duro todos los días y traigan consigo toda la experiencia y lecciones que sus intentos anteriores les hayan dejado.


Se solicitan visionarios que no pretendan imponer su visión de las cosas sino que sepan escuchar, observar y comprender para determinar que visión adoptar.


Se solicitan visionarios que sepan descubrir el talento de la gente y que mejor aún sepan como ayudar que esas personas puedan desarrollar y potencializar su talento.


Se solicitan visionarios conscientes de la importancia de establecer auténticas relaciones personales con sus clientes, sus socios y sus empleados.


Se solicitan visionarios que no prediquen que saben como será el futuro, sino que sepan ver las oportunidades del presente.


Se solicitan visionarios que no sean profetas y prometan cambios imposibles sino personas quieran impulsar el mundo en el que vivimos, haciendo muy bien lo ellos saben hacer, aportando así tu granito de arena en su área de influencia.

Y hablando de visionarios, he aquí una sorpresa muy especial. La semana pasada tuve el grandísimo honor de conocer a Mitch Joel pensador, estratega, digital marketer y autor del Blog y Podcast: Six Pixels of Separation y presidente de Twist Image en Montreal, Canadá; y además de haber creado una buena amistad con el, tuve oportunidad de entrevistarlo para compartir con ustedes el pensamiento de un gran visionario de la Mercadotecnia Digital.

¡Que lo disfruten!