De lo cotidiano... y lo no tanto #DLC

Una idea sobre el servicio a clientes.

He aquí una idea: Nunca una cuenta o un cliente se ha perdido por un gran problema o por una enorme falla, sino por la acumulación de pequeñas, a veces casi imperceptibles, malas experiencias que han tenido los clientes con nuestra empresa a lo largo de su historia con nosotros.

Así que, el gran problema por el que creemos que se está yendo nuestro cliente, es tan solo la gota que ha derramado el vaso.

En realidad, y estoy seguro de que muchos mercadólogos estarán de acuerdo con esto, si la relación que han tenido tus clientes con tu compañía ha sido buena, seguramente serán mucho más tolerantes y comprensivos ante cualquier problema mayor.

Por el otro lado, aún cuando tengas el mejor producto o servicio, es más, hasta el único; si el trato que has proporcionado a tus clientes no es el que ellos esperan (y créanmelo, todos esperan ser tratados como reyes), entonces seguramente ante el primer pretexto que se les de, abandonarán su empresa y prescindirán de sus servicios.

Sí, incluso si tienen el mejor de todos los productos.

No me mal entiendan por favor. No estoy tratando de decir que deberíamos cambiar por completo las políticas que las compañías tienen para establecer el nivel de atención e involucramiento que se debe tener con cada cliente de acuerdo a su nivel de inversión o rentabilidad. Aún cuando, en muchas ocasiones, no estoy de acuerdo con los criterios que se utilizan para definir estar políticas, definitivamente creo que estas sí son necesarias para poder manejar una operación rentable.

Sin embargo lo que sí sostengo, es que tratar y dirigirse a los clientes y prospectos con el mayor sentido de importancia, debería ser una política natural y permanente de cualquier empresa.

Después de todo, la gente hace negocio con las personas con las que les gusta tratar, no?

Así que, ¿qué tipo de experiencia le estás proveyendo tú a tus clientes?


Miércoles de Mekate en Jueves!

Sí ya se, es jueves y a penas estoy publicando la nota de Miércoles de Mekate, pero verán que vale la pena.

En realidad las últimas semanas han sido muy dinámicas y la agenda ha estado un tanto apretada, convirtiendo el placer de escribir un nuevo post en una tarea más que complicada en estos días, pero afortunadamente no todo en la Blogósfera se trata de escribir, sino también de compartir aquellos posts de otros bloggers que nos han gustado o impactado. Así que por esta ocasión quisiera compartir un post de Seth Godin titulado Marilyn Monroe, the Mona Lisa and Jackson Pollock que este Gurú publicó hace aproximadamente una semana en su estupendo blog.


Que lo disfruten!

Miércoles de Mekate: ¿Un gran programa Anti-lealtad?

16Jul ¿Un gran programa Anti-lealtad?

11 de Julio. ¡Oh que gran día para los usuarios de telefonía celular en el mundo! Y México no era la excepción. La fiebre pre-iPhone sí que causó revuelo en todos los medios, sobre todo en los más innovadores y gratuitos. El Word of Mouth generado entre consumidores de todo el mundo a través de las redes sociales como FacebookTwitter, etc. fue impresionante. La cobertura que la marca logró en México a través de esta estrategia de sembrado de la noticia entre la comunidad de ávidos usuarios de los más recientes gadgets tecnológicos salvo la limitada campaña realizada por el carrier telefónico que esta ya vendiendo estos equipos en el país.

iphone.png

Lee la nota completa en Mekate haciendo clic aquí o copiando el siguiente URL en tu navegador de Internet:  http://www.mekate.com/?p=642

Miércoles de Mekate: 10 errores comunmente cometidos por los publicistas

Cualquier similitud con la vida real NO es pura casualidad.

 1-  Creer que su trabajo es hacer campañas de publicidad, cuando en realidad es crear nuevas formas de conectar las soluciones que una marca tiene con las personas que en realidad las necesitan.

2-  Creer que el cliente (anunciante) nunca tiene la razón ni sabe que hacer y no tomarse el tiempo de escuchar detenidamente lo que su cliente está pidiéndole. Si lo hacen se sorprenderían de lo mucho que en realidad sí saben sus clientes sobre sus productos.

3-  Creer que el cliente es solo del equipo de cuentas y nada más. ¿Cuántas veces no han escuchado a una persona de creativo o producción decir “dile a tu cliente…”? El cliente es de la agencia, no solo de una persona, si así lo fuera, créanme que esta no trabajaría de ejecutivo o director de cuenta, sino de dueño talvez.

4-  Creer que el único responsable de hacer relaciones públicas para la Agencia es el Director General o, si lo hay, el director de P.R. En una agencia todos son responsables de procurar la imagen de la empresa, desde el CEO hasta la recepcionista y el mesero que elegantemente sirve café y botanas para las juntas. Las oportunidades pueden venir de cualquier persona siempre que esta tenga los ojos bien abiertos y la disposición siempre presente.

5- Creer que la creatividad es solo responsabilidad del equipo creativo. En una agencia de publicidad y comunicación, absolutamente todos deben ser grande creativos independientemente del área funcional en la que se desempeñen.

6- Creer que un director de arte no necesita saber escribir bien y que un copy no tiene que saber de diseño, que un ejecutivo de cuenta no sabe de publicidad y que un planeador estratégico solo hace sesiones de grupo.

7-  Creer que los medios digitales son solo para su diversión y no para aprovecharlos como parte de sus campañas de comunicación. ¿Cómo es que se la pasan viendo y subiendo videos a YouTube, platicando en el IM, Googleando información y personas y viendo el estatus de sus amigos en Facebook mientras actualizan el suyo, y no han pensado en involucrar a sus marca con estas plataformas de comunicación-

8- Creer que la misión de las agencias de medios es acumular poder de compra yde negociación para compensarse de las comisiones de los medios, cuando en realidad su misión debería ser ayudar a sus clientes a aprovechar los medios que mejor le ayudarán a contactar directamente a la audiencia más relevante para su marca.

9- Actuar cada vez más como casa de bolsa, dedicando más  y más recursos a traer más dinero a sus arcas y cada día menos como lo que son, unas fuentes de creatividad y comunicación.

10-  Criticar que el cliente (el anunciante) nunca quiere innovar, pero al momento de presentar sus propuestas siguen hablando del spot de 30” en TV, los anuncios de prensa (con call to action, eso sí), los parabuses y las vallas, y el nunca omitido anuncio de Radio, mientras que 

a los medios que realmente pueden ayudarles a innovar los dejan a un lado pensando que “eso es para la agencia de BTL, de Direct o de digital”
¿En serio hoy día las agencias todavía se pueden dar el lujo de auto segmentarse de esa vieja manera, en lugar de actuar como verdaderas empresas de comunicación total?

¿Quieres leer más sobre mercadotecnia, publicidad y comunicación? Visita www.mekate.com